Trucos útiles para dejar a un lado el estrés y relajarte durante tus vacaciones

Vitalis Bienestar relajación estrés vacaciones verano

Si acabas de iniciar tus merecidas vacaciones de verano, o estás a punto de comenzar a disfrutar de ellas, te habrás podido dar cuenta de lo difícil que resulta, en ocasiones, desconectar totalmente de tus obligaciones laborales.

A pesar de que los periodos de vacaciones te permiten dejar temporalmente a un lado tu horario y tareas laborales, no es tan sencillo aparcar el estrés al que sueles estar sometido para que todo funcione correctamente en tu puesto de trabajo.

Por eso, desde Vitalis Bienestar hoy queremos centrarnos en un aspecto tan importante para tu bienestar y calidad de vida como es la necesidad de que exprimas al máximo tus días de descanso. Vamos a mostrarte qué puedes hacer para incrementar tu relajación y desconectar lo más posible durante tus vacaciones.

Vitalis Bienestar te ayuda a cuidar de tu salud durante tus vacaciones

Si te resulta casi imposible olvidarte de tu trabajo aun en aquellos días que te has marcado para descansar y disfrutar de tus vacaciones, desde Vitalis Bienestar te proponemos que reflexiones sobre este hecho y pongas en práctica las siguientes actuaciones:

Deja a un lado cualquier contacto con tu empresa; como primer paso, será imprescindible que evites estar pendiente de lo que sucede en tu trabajo mientras no estás.

Olvídate del teléfono móvil y el correo electrónico, y céntrate en aprovechar al máximo tus días de descanso. Puedes tener la tranquilidad de que, si ocurriese algo en tu trabajo para lo que necesiten inexcusablemente de tu ayuda, se pondrán en contacto contigo.

Planifica qué quieres hacer durante cada día de tus vacaciones; por otro lado, es preciso tener en cuenta que la desconexión total de tu trabajo requiere de un proceso de adaptación.

No es tan fácil pasar de tener tu jornada perfectamente estructurada en tu agenda a disponer de todas las horas del día para ti mismo o tu familia. Por eso, una solución que puede ayudarte en este sentido es comportarte de una forma parecida, pero únicamente para organizar al detalle qué hacer diariamente para disfrutar de tu tiempo libre.

No te marques obligaciones; aunque pueda parecer contradictorio en relación al consejo anterior, será imprescindible que tus planes estén marcados por la flexibilidad.

Establecerte pequeñas metas para cada día puede llevarte a centrarte en tu diversión en lugar de en tu trabajo, pero sin llegar a convertirlo en un motivo más de tensión y estrés.

Pon en marcha aquello que te apasiona y no haces por falta de tiempo; para finalizar, solamente nos queda recomendarte que dejes a un lado convencionalismos y ‘verdades absolutas’ y dediques tu tiempo a aquello que siempre ha despertado tu atención.

En la medida en que hagas aquello que siempre has deseado, pero no has abordado por falta de tiempo, estarás sentando las bases para desconectar de tu trabajo como te mereces.

Dejar un comentario