Prepara tu salud para la llegada del verano: Infección de oídos

Vitalis Bienestar salud verano infección oídos

Uno de los principales problemas de salud asociado al verano, junto al riesgo de quemaduras solares, los efectos del calor y el incremento de las picaduras provocadas por mosquitos y otros insectos, es la siempre molesta infección de oídos.Como no podría ser de otra manera, la estación veraniega suele estar asociada a la realización frecuente de refrescantes baños en el mar o en la piscina. Si bien esta actividad es sumamente beneficiosa para reducir la temperatura corporal, también implica el peligro de que la salud de tus oídos se vea afectada.

Por eso, desde Vitalis Bienestar hoy queremos mostrarte qué puedes hacer para proteger convenientemente tus oídos y evitar que la entrada de agua en tus cavidades auditivas pueda provocarte una otitis.

Extrema el cuidado de tu salud durante el verano con Vitalis Bienestar

No hay nada más molesto que tener que pasar varios días en verano sin poder bañarte por culpa de una otitis o infección de oídos… Si sabes de lo que estamos hablando, porque tienes propensión a sufrirla, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que pongas en práctica los siguientes consejos:

  • Cuando te bañes, trata de no introducirte en el agua de forma brusca, lanzándote de cabeza o de cualquier otra forma que suponga un cambio repentino de presión. Del mismo modo, ten especial cuidado al realizar inmersiones a varios metros de profundidad ya que esto puede provocar daños en tus tímpanos.
  • Cuida al máximo tu higiene auditiva evitando la acumulación excesiva de cerumen, ya que incrementa el riesgo de maceración en contacto con el agua. Para ello, toma precauciones si utilizas bastoncillos, dado que pueden provocar heridas e irritaciones internas si los empleas en exceso.
  • Como alternativa, es importante que seques bien tus oídos con una toalla cuando finalices tu baño, e incluso tu ducha en casa, y no solo durante el verano. De esta forma, eliminarás los restos de humedad que puedan concentrarse en tus oídos, y hacerlo además de una forma menos agresiva.
  • Utiliza tapones de silicona cuando te bañes, para reducir lo más posible la entrada de agua en tus oídos, con independencia de que sea en agua dulce o salada. Aunque al principio pueden resultarte molestos, te garantizamos que en cuestión de minutos te habrás acostumbrado y prácticamente no notarás su presencia.

Para finalizar, te recomendamos que prestes especial atención al seguimiento de estos consejos si tienes previsto bañarte en aguas estancadas o que no se encuentren totalmente limpias. La concentración de gérmenes en este tipo de aguas siempre será mayor que en aquellas en las que exista una renovación constante de fluidos.

Dejar un comentario