Prepara tu salud para la llegada del verano: Descanso

Vitalis Bienestar salud verano descanso

A lo largo de las últimas semanas, desde Vitalis Bienestar hemos querido centrar nuestra atención en mostrarte aquellas medidas preventivas que pueden ayudarte a disfrutar de una buena salud durante este verano.

En este sentido, hoy queremos completar esta información con una medida adicional que no está basada en tomar precauciones frente a riesgos externos, sino que depende directamente de ti, como es el cuidado de tu descanso durante estos meses.

Extrema el cuidado de tu salud este verano con Vitalis Bienestar

Si quieres disfrutar lo más posible de la estación estival, sin que nada se interponga en tu objetivo de aprovechar al máximo tus vacaciones veraniegas, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que prestes una atención especial a la calidad de tu descanso y que evites que tus ganas de divertirte puedan pasarte factura en este sentido.

Aquí tienes algunos consejos para mantener siempre al máximo tus niveles de vitalidad y energía:

  • A lo largo de estas semanas, y muy especialmente durante tus vacaciones, deja a un lado las prisas y el estrés. De esta forma, disfrutarás al máximo de cada momento y evitarás el riesgo de padecer trastornos del sueño.
  • Prepara lo más posible tu vivienda o alojamiento vacacional para evitar los rigores de las altas temperaturas, sobre todo durante la noche. En la medida en que consigas generar un clima más apacible y una temperatura ambiente más llevadera, estarás contribuyendo a mejorar la calidad de tu descanso.
  • Evita, en la medida de los posible, las comidas copiosas, especialmente en la cena, y apuesta por una alimentación fresca y saludable. Así, favorecerás tu sueño y podrás recuperar energías para exprimir al máximo cada día.
  • Si tienes dificultades para conciliar el sueño, debido principalmente a las altas temperaturas, date una reparadora ducha de agua tibia antes de acostarte. Con esta sencilla medida conseguirás refrescarte y podrás descansar mejor.
  • Para finalizar, prioriza la lectura a la televisión, y sobre todo una vez que estés en la cama. Aunque cada vez es más habitual tener una televisión en el dormitorio, mantenerla encendida antes de dormir puede incrementar el riesgo de insomnio. Por el contrario, leer requiere de un mayor esfuerzo físico y de concentración, lo que aumentará tu sensación de cansancio de una forma totalmente natural.

Dejar un comentario