6 consejos útiles si deseas practicar running en la arena este verano

vitalis bienestar practicar running arena verano

Con la llegada del verano es muy posible que decidas pasar unos días en la playa y que te plantees la idea de aprovechar esta situación para modificar, en cierto modo, tu rutina de entrenamiento, practicando running en la arena, en lugar de en otras superficies más duras como el asfalto o el pavimento de los carriles para peatones y ciclistas.

Por este motivo, desde Vitalis Bienestar hemos decidido aprovechar este espacio para exponerte las diferentes ventajas y limitaciones que presenta esta superficie, ofreciéndote un repaso de los principales consejos a tener en cuenta para garantizar que tu entrenamiento sobre arena es totalmente beneficioso para tu salud.

Practica running en verano de una forma segura con Vitalis Bienestar

Si te estás planteando practicar running en arena este verano, para conseguir una mayor intensificación de tu entrenamiento, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • La arena es una superficie especialmente indicada para personas experimentadas, y no tanto para runners ocasionales, por su carácter inestable y porque ejerce una mayor resistencia a nuestro tren inferior.
  • Si bien la práctica del running sobre arena suele aconsejarse para la recuperación de lesiones articulares, al reducir el impacto en la pisada, desde Vitalis Bienestar queremos aclarar, igualmente, que no es conveniente para aquellas personas que tengan lesiones de espalda o lumbares, dado el sobreesfuerzo provocado en estas zonas por la necesidad de una mayor tracción y esfuerzo.
  • Es preferible que la práctica del running sobre esta superficie se desarrolle con un calzado adecuado, con objeto de proporcionarte una mayor seguridad en la pisada, evitando además la posibilidad de que se produzcan heridas en la planta del pie.
  • Lo más adecuado es que cuando practiques running en una playa lo hagas por la parte alta, es decir, por aquella zona que no se encuentre en contacto con el mar, ya que ahí el terreno tendrá una menor inclinación y así evitarás la aparición de sobrecargas musculares en espalda o cadera, por una postura incorrecta del cuerpo.
  • No será aconsejable intentar mantener la misma técnica de carrera que pones en práctica en otras superficies. Desde Vitalis Bienestar te recomendamos que seas consciente de que, en arena, tu proceso de carrera será más lento y que deberás intentar levantar más las rodillas en la zancada, para mantener una posición correcta, acompañada de un buen braceo.
  • Asimismo, y para finalizar, será preferible que este entrenamiento se centre en rutinas más cortas, no tomando como referencia las distancias con las que trabajas en superficies más duras.

Dejar un comentario