¿Cómo reducir el dolor de articulaciones provocado por el frío?

Vitalis Bienestar dolor de articulaciones frío invierno salud

Durante estos meses invernales, nuestro organismo se ve obligado a adaptarse a unas condiciones climáticas externas que, en mayor o menor medida, no son beneficiosas para nuestra salud, como son el descenso generalizado de las temperaturas o el incremento de la humedad ambiental.

Estos factores externos afectan a aquellas zonas más sensibles de nuestro cuerpo, dando lugar a un incremento de la sensación de molestia o dolor que, en numerosas ocasiones, puede acompañarte hasta la llegada de la primavera y el buen tiempo.

En este sentido, desde Vitalis Bienestar hoy queremos centrar nuestra atención en un elemento recurrente en estas fechas, y que se acrecienta con el paso de los años, como es el incremento del dolor en las articulaciones provocado por el frío.

Incrementa tu salud, bienestar y tranquilidad con Vitalis Bienestar

Si durante los meses invernales sueles mostrar una mayor predisposición a sufrir dolor recurrente en tus articulaciones, y especialmente en tus rodillas, codos y muñecas, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que pongas en práctica las siguientes medidas, ya que te ayudarán a reducir la intensidad de esta molestia y mejorar tu bienestar y calidad de vida:

  • En primer lugar, tu alimentación puede ayudarte a disminuir las molestias en tus articulaciones, sobre todo si potencias el consumo de productos con un elevado contenido de vitaminas y antioxidantes, fundamentales para la regeneración natural de colágeno, como la piña, las manzanas, las frambuesas, los melocotones o la cúrcuma.
  • Durante estos meses, también será conveniente que reduzcas lo más posible la realización de aquellas actividades físicas que impliquen un elevado impacto sobre tus articulaciones, sustituyéndolas por otras que sean menos agresivas, como puede ser el caso de cambiar tu rutina de entrenamiento de running por el uso de la bicicleta, caminar con una cadencia de paso más alta, la utilización de máquinas elípticas, o el desarrollo de sesiones de yoga o pilates.
  • Presta una especial atención a tu comportamiento postural, y de forma específica a aquellas posturas que, de forma inconsciente, generan una mayor tensión en las zonas articulares, tratando de modificarlas para alcanzar un mejor reposo.
  • Del mismo modo, será esencial que evites realizar esfuerzos innecesarios hasta que remita el dolor y respetes lo más posible tus horarios de descanso y sueño.

Para finalizar, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que, en el caso de que la sensación de dolor en tus articulaciones no remita con estas medidas, solicites la opinión de un profesional médico especializado en este ámbito, para que pueda llevar a cabo un diagnóstico personalizado de tu situación y ofrecerte el tratamiento que más se adapte a las características específicas de tu dolencia articular.

Dejar un comentario