¿Cómo recuperar tu peso ideal después del parto?

Vitalis Bienestar peso ideal después parto madre embarazo

Más allá de los miedos y molestias normales asociadas al embarazo, uno de los elementos que más suele preocupar a las futuras madres reside en el aumento de peso que se experimenta durante el periodo de gestación.

Una gran parte de este incremento se debe a la retención de líquidos necesaria para garantizar la salud y desarrollo del feto, y que, por tanto, se reduce drásticamente tras el parto. Sin embargo, en muchos casos, el resto de esos kilos de más asociados al embarazo se suelen mantener varias semanas o meses después del nacimiento del bebé, lo que puede llegar a generar una sensación de malestar en la nueva mamá.

Por este motivo, si te encuentras en pleno periodo de gestación o acabas de tener un hijo, desde Vitalis Bienestar queremos ayudarte en este sentido, animándote a que conozcas qué puedes hacer para recuperar lo antes posible tu peso ideal tras el parto, y de una forma natural.

Disfruta de la maternidad de una forma saludable con Vitalis Bienestar

Si hace pocas semanas que acabas de dar a luz, y estás interesada en perder esos kilos que has ganado durante el embarazo, recuperando tu peso normal de un modo gradual y saludable, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que pongas en práctica estos consejos:

  • En primer lugar, será esencial que priorices el consumo de aquellos nutrientes básicos para tu salud y la de tu bebé. Aunque tu objetivo sea perder peso, debes tener presente en todo momento tus necesidades nutricionales y las de tu hijo, manteniendo la ingesta diaria de proteínas, hidratos de carbono y fibras, así como el consumo ocasional de grasas insaturadas.
  • Del mismo modo, resultará imprescindible que incrementes el consumo de alimentos ricos en vitaminas y nutrientes esenciales, como el hierro, el potasio o el calcio.
  • Por el contrario, debes eliminar de tus hábitos alimenticios los alimentos procesados y con un alto contenidos en grasas. Este tipo de alimentos tiene una elevada responsabilidad en la retención de líquidos y el mantenimiento de un peso superior al habitual, y además no son beneficiosos para tu organismo.
  • Asimismo, aunque pueda resultar paradójico, será sumamente importante que te hidrates de forma frecuente. Ten en cuenta que el consumo de agua favorecerá las funciones diuréticas de tu cuerpo, contribuyendo además a la eliminación de toxinas y a mejorar el funcionamiento de tus riñones.

Para finalizar, solamente nos queda recordarte que, bajo ningún concepto, lleves a cabo ‘dietas milagro’ que prometen la pérdida de peso sin esfuerzo y en tan solo unos días. El desarrollo de estos comportamientos no sólo es peligroso para tu salud, sino también para la de tu bebé al encontrarse en su periodo de lactancia.

Dejar un comentario