Recomendaciones básicas para un buen cepillado dental

Vitalis Bienestar consejos cepillado dientes salud bucodental

A la hora de cuidar tu salud e higiene personal, no cabe duda de que uno de los elementos a los que debes prestar una mayor atención es a la limpieza diaria de tus dientes.

Tu salud bucodental no solo es esencial desde un punto de vista estético, para ofrecer una imagen aseada y cuidada. Tu boca constituye el punto de entrada de todos los alimentos que consumes, por lo que debes evitar cualquier elemento que pueda afectar negativamente a tus hábitos nutricionales o al resto de tu aparato digestivo.

Por eso, una vez que hemos repasado algunos puntos clave en el cuidado y salud de tu piel o tu cabello, desde Vitalis Bienestar queremos completar esta información mostrándote los pasos para realizar un buen cepillado dental.

Cuida tu salud bucodental con Vitalis Bienestar

Si quieres garantizar, día a día, la salud de tus dientes, y contribuir a que estén sanos, fuertes y blancos, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que tengas presente los siguientes aspectos en tu cepillado dental:

  • En primer lugar, es sumamente importante mantener una frecuencia diaria en el cuidado de tus dientes y encías. Lo ideal es cepillarte los dientes después de cada comida, aunque si esto no es posible por cualquier causa, recuerda hacerlo dos veces al día.
  • En este sentido, cepillarse los dientes justo antes de irte a dormir es fundamental para mantener una buena salud bucodental. Al mismo tiempo, estarás evitando que una posible infección en tu boca pueda afectar a otros órganos internos de tu aparato respiratorio o digestivo.
  • Por otro lado, también es importante que selecciones un dentífrico y un cepillo ajustados a tus características y necesidades bucodentales, sobre todo si tienes prótesis o implantes. De cualquier forma, presta atención a su contenido de flúor, ya que sus propiedades son altamente beneficiosas para prevenir la caries.
  • Tómate tu tiempo y evita prisas a la hora de cepillarte los dientes. Frota bien todas tus piezas dentales, además de tus encías y tu lengua, para eliminar cualquier resto de comida y reducir el riesgo de formación de placa bacteriana.

Para finalizar, utiliza otros elementos de higiene dental como colutorios e hilos si lo consideras adecuado, pero teniendo presente que estos no son sustitutivos de tu cepillado diario sino un complemento opcional.

Dejar un comentario