¿Por qué es recomendable dormir siesta?

La siesta siempre ha sido considerada como uno de los comportamientos más arraigados a la cultura de nuestro país, ya que se suele asociar a las condiciones climáticas de nuestra geografía, a la importancia del almuerzo en nuestros hábitos nutricionales y al hecho de que un gran número de personas desarrollan su trabajo en horario partido.

Pero, además, en los últimos años numerosos estudios han confirmado que el hecho de dormir la siesta no solo tiene una elevada importancia por su componente cultural, sino también por la gran cantidad de beneficios que esta práctica puede aportar a nuestra salud.

Por eso, desde Vitalis Bienestar hoy vamos a tratar de aclararte todo lo que una ‘pequeña cabezada’ durante la tarde, después de comer, puede aportar al mantenimiento de un estado de salud y bienestar óptimo para tu organismo.

Conoce qué hábitos pueden contribuir a mejorar tu salud con Vitalis Bienestar

Si eres de los que no pueden afrontar la tarde sin dormir una siesta tras el almuerzo, desde Vitalis Bienestar queremos que conozcas los principales beneficios que esta práctica aporta a tu salud, entre los que es preciso destacar los que te mostramos a continuación, atendiendo a la información publicada por la Fundación Española del Corazón:

  • Dormir habitualmente la siesta es una de las mejores pedidas para prevenir enfermedades cardiovasculares y reducir la tensión arterial, ya que permite disminuir los niveles de cortisol en sangre, principal responsable de la generación de estrés y ansiedad.
  • Además, favorece la concentración y, por tanto, incrementa las capacidades de aprendizaje, creatividad, abstracción y resolución de problemas, ya que ayuda al sistema nervioso a ‘desconectarse’ por unos instantes y, de esta forma, afianzar los estímulos sensoriales que recibe del resto del cuerpo.
  • Del mismo modo, descansar durante al menos 20 minutos permite aumentar tus niveles de reflejos y reducir el tiempo de reacción ante lo que percibimos del exterior.

Para finalizar, dormir la siesta tiene unos efectos muy positivos sobre nuestro estado de ánimo, al permitir la secreción natural de serotonina, el neurotransmisor responsable de regular los niveles de apetito y sueño, además de ser indispensable para el mantenimiento de una visión más positiva de la realidad que nos rodea.

Dejar un comentario