¿Por qué es tan recomendable la dieta mediterránea?

Vitalis Bienestar dieta mediterránea nutrición salud hábitos saludables

En estas últimas semanas que nos hemos visto obligados a respetar nuestro confinamiento en casa y limitar las salidas a aquellas tareas imprescindibles, habrás podido comprobar la importancia de cuidar al máximo tu alimentación.

Durante estos días es totalmente normal que hayas reducido tu actividad física diaria a aquellas actividades que realizas dentro de nuestro hogar, muchas de ellas asociadas a un comportamiento sedentario.

En consecuencia, para mantener una actitud saludable, esta disminución debe verse acompañada de un mayor control del número de calorías ingeridas, además de optar por aquellos alimentos que aportan nutrientes de mayor calidad para nuestro organismo.

Por este motivo, desde Vitalis Bienestar hoy queremos que conozcas los distintos beneficios que están asociados a una dieta que guarda una estrecha relación con nuestra cultura y tradición gastronómica, como es la dieta mediterránea.

Una buena alimentación es fundamental para disfrutar de una salud de hierro

Frente a otros hábitos de alimentación asociados a nuestro ajetreo diario, la dieta mediterránea nos ofrece toda una serie de beneficios saludables, entre los que, desde Vitalis Bienestar, hoy queremos destacar los que te mostramos a continuación:

  • En primer lugar, el hecho de que la dieta mediterránea esté basada en potenciar unos hábitos alimenticios sobre la base de las verduras y hortalizas, el aceite de oliva, el pescado, las frutas o los frutos secos, la convierte en una gran aliada contra la obesidad, tanto infantil como adulta.
  • Estos elementos nutricionales también son altamente beneficiosos para la prevención temprana de enfermedades cardiovasculares, gracias al consumo de alimentos ricos en ácidos grasos vegetales y Omega 3.
  • Estos ácidos grasos cumplen igualmente una función importante para el mantenimiento y mejora de las células que componen nuestro sistema nervioso, incrementando nuestra capacidad de atención, concentración y memoria.
  • Asimismo, la dieta mediterránea permite reducir notablemente el riesgo de padecer diabetes, gracias a su asociación con el consumo de alimentos de temporada y con un contenido muy bajo, o nulo, de grasas saturadas.

Del mismo modo, a todos estos aspectos saludables hay que unir la capacidad de la dieta mediterránea para mejorar el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, incrementando nuestra protección ante amenazas víricas y bacterianas externas.

Dejar un comentario