¿Qué es una rotura de fibras y cómo prevenir su aparición?

Desde hace unas semanas estamos realizando un repaso de las principales lesiones articulares y musculares que pueden afectarte en tu vida diaria. Por eso, nos hemos centrado en la mejor forma para prevenir torceduras y, además, en los pasos a seguir en caso de sufrir un esguince.

Una vez aclarados estos aspectos, desde Vitalis Bienestar hoy vamos a centrar nuestra atención en mostrarte en qué consiste una rotura de fibras. Posteriormente, completaremos esta información mostrándote que puedes hacer para reducir el riesgo de que tu musculatura se vea afectada por una lesión de este tipo.

Dale a tu salud la importancia que merece con Vitalis Bienestar

Como ya comentamos, el desarrollo de un movimiento brusco o antinatural de tus articulaciones puede derivar en la distensión de sus ligamentos causando un esguince. No obstante, puede ocurrir que esta elongación no afecte directamente a la articulación, sino al tejido muscular, causando un desgarro o rotura de fibras.

Esta lesión suele ser habitual en aquellas personas que desarrollan una actividad deportiva con un grado de intensidad media o elevada sin la preparación física necesaria. En estos casos, el músculo se ve sometido a un esfuerzo superior al que suele realizar, en sus movimientos de estiramiento y contracción, provocando un desgarro que afecta a las fibras que lo componen.

Lo más habitual es que las roturas de fibras se produzcan en las piernas, ya que su musculatura se ve sometida a un mayor número de movimientos explosivos y cambios de ritmo bruscos.

Para evitar este tipo de lesiones, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que pongas en práctica las siguientes actuaciones preventivas:

  • Si te estás planteando incrementar tu actividad diaria, te aconsejamos que lo hagas de una forma progresiva, para acostumbrar a tus músculos gradualmente.
  • Evita malas posturas y movimientos bruscos o antinaturales, tanto durante tu jornada de trabajo como en tu tiempo libre, para no dañar tu musculatura.
  • En el caso de que vayas a realizar cualquier actividad física, calienta previamente los músculos que se verán afectados en mayor medida.
  • Realiza estiramientos al finalizar para reducir la contracción excesiva de tus músculos tras el esfuerzo y la aparición de contracturas y roturas.
  • Si detectas que una zona de tu cuerpo se encuentra excesivamente cargada, acude a un fisioterapeuta, para que reduzca la tensión mediante masajes o ejercicios específicos.

Dejar un comentario