Enseña a tus hijos higiene dental de una forma divertida

Descubre con Vitalis Bienestar cómo enseñar a tu hijo a lavarse los dientes de una forma diferente y divertida

A lo largo de la infancia y la adolescencia de tu hijo, uno de los aspectos más importantes que deberás llevar a cabo en tu papel de padre estará basado en la enseñanza de aquellos valores y comportamientos que servirán de complemento a su aprendizaje escolar y le serán muy útiles, por no decir esenciales, en su vida adulta.

Entre este conjunto de comportamientos que deberá ir adquiriendo a medida que vaya incrementándose su desarrollo cognitivo y emocional, ocupa un papel muy importante la asimilación de sus hábitos de aseo personal, y muy especialmente aquellos relacionados con su higiene y salud bucodental, ya que, mientras que en otros hábitos contará con tu ayuda durante su infancia, deberá ser él mismo el que se ocupe del cepillado de sus dientes desde una edad temprana.

Por eso, desde Vitalis Bienestar hoy queremos animarte a que le enseñes a lavarse los dientes de una forma diferente y divertida, adaptando así los consejos que le deseas transmitir a un entorno adecuado a su edad, con el fin de facilitar su asimilación y aprendizaje.

Mejora la salud bucodental de tus hijos con Vitalis Bienestar

Si deseas concienciar a tu hijo desde pequeño sobre la importancia de lavarse los dientes, y quieres enseñarle a hacerlo de una forma lúdica y divertida, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que prestes atención a los siguientes consejos:

Ofrécele la oportunidad de que elija sus propios utensilios; teniendo en cuenta que la dentadura de tu hijo estará prácticamente completa cuando tenga dos o tres años, lo más adecuado será permitirle que escoja un cepillo de dientes que le resulte atractivo, aunque siempre con tu supervisión en cuanto a sus características.

Del mismo modo, busca una pasta dental que, además de tener una composición adecuada a sus necesidades de higiene, tenga un sabor agradable, para evitar que pueda causarle rechazo.

Inicia esta rutina como un juego; la mejor forma de que tu hijo entienda que el cepillado de sus dientes es necesario, y que debe hacerlo después de cada comida, será que durante los primeros meses compartas este hábito con él.

En este sentido, la transmisión de las instrucciones necesarias para que realice un cepillado completo de sus dientes puede realizarse a través de juegos delante del espejo o utilizando canciones o bailes que le resulten divertidos.

Utiliza otras herramientas para mostrarle la importancia de una buena salud bucodental; es conveniente que tengas presente que la asimilación de este hábito no tiene por qué reducirse únicamente a los instantes posteriores a cada comida, ya que puedes educarle sobre la importancia de su higiene dental mediante otros medios, como cuentos o historias divertidas.

Establece premios si muestra un rechazo inicial; para finalizar, desde Vitalis Bienestar consideramos de gran importancia recordarte que evites convertir esta enseñanza en una imposición, asociada a un castigo, transformándola, al menos durante los primeros meses, en una oportunidad para conseguir pequeños premios y recompensas.

Cambiando este enfoque, conseguirás que se vaya reforzando su interés por desarrollar esta rutina diaria, hasta que sea capaz de llevarla a cabo por sí solo.

Dejar un comentario