Consejos útiles para enseñar hábitos de higiene a tus hijos

vitalis bienestar enseñar hábitos de higiene hijos

En Vitalis Bienestar consideramos de gran importancia que, desde su temprana infancia, inculques a tus hijos todos aquellos valores y aspectos que puedan contribuir a garantizar su salud y bienestar a lo largo de su vida, con el fin de que sean ellos mismos los que tomen un papel activo en su propia protección.

Por este motivo, hoy queremos ofrecerte una serie de útiles recomendaciones para que puedas enseñar a tus hijos aquellos hábitos de higiene que favorecerán el mantenimiento de su estado de salud en unas condiciones óptimas, evitando aquellas prácticas que pueden afectar a la aparición de infecciones o contagios.

Vitalis Bienestar te ayuda a enseñar a tu hijo hábitos de higiene

A la hora de enseñar a tu hijo hábitos de higiene desde una edad temprana, en Vitalis Bienestar te aconsejamos que pongas en práctica una serie de recomendaciones básicas desarrolladas por la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y que se pueden resumir en los siguientes aspectos:

  • Comenzar con este proceso de aprendizaje sobre hábitos de higiene desde su primera infancia, a través de una enseñanza progresiva en función de su edad, y basada en la exposición de la importancia de la higiene, sus beneficios y los posibles riesgos de no llevarla a cabo.
  • Establecer una temporalidad adecuada entre aquellos hábitos de higiene que deben ser desarrollados diariamente, o incluso varias veces al día, y aquellos otros asociados a situaciones puntuales.
  • Facilitar a los niños el acceso y uso a aquellos artículos de higiene personal que no puedan poner en riesgo su salud, como el papel higiénico, el jabón de manos, el gel de baño y champú o la pasta de dientes, aunque siempre con una adecuada supervisión paterna, sobre todo en las fases iniciales del aprendizaje.
  • Evitar asociar la higiene a una posible fuente de discusiones o castigos. En Vitalis Bienestar consideramos fundamental no enfocar el aprendizaje desde una perspectiva de obligación, sino desde la exposición de la necesidad de la higiene y sus beneficios para nuestra salud.
  • En relación con el punto anterior, será conveniente emplear la creatividad para fomentar aquellos hábitos que causen un mayor rechazo inicial en el niño. De esta forma, se puede enfocar el desarrollo de ciertos hábitos a la realización de juegos con tu hijo.
  • Hemos dejado para el final un elemento común a todos aquellos procesos de aprendizaje en el entorno familiar, fundamental para la asimilación de nuevos comportamientos por parte de tus hijos, como es el hecho de enseñar a través del ejemplo. El desarrollo de las actuaciones anteriores difícilmente alcanzará su objetivo si nuestros hijos los ven reflejados en nuestro día a día.

Dejar un comentario