¿Qué puedes hacer para fortalecer tus huesos?

Vitalis Bienestar alimentación fortalecer huesos

A lo largo de nuestras últimas publicaciones en este blog, hemos tratado de resolver tus dudas sobre los métodos más adecuados para prevenir lesiones musculares y articulares.

Una vez aclarados estos aspectos, en Vitalis Bienestar queremos aprovechar este espacio para incidir en la necesidad de prestar también atención a la salud de tus huesos. Por eso, hoy vamos a mostrarte qué medidas puedes poner en práctica, en tu día a día, para contribuir al fortalecimiento de tu masa ósea, y reducir el riesgo de roturas.

Garantiza el cuidado óptimo de tu salud con Vitalis Bienestar

Una gran parte de las lesiones óseas más frecuentes y comunes se produce al sufrir un traumatismo de envergadura, que provoca la fisura o fractura de los huesos afectados. No obstante, si tu tejido óseo cuenta con una fortaleza, resistencia y flexibilidad óptima, el riesgo de que una contusión desemboque en este tipo de lesiones será mucho menor.

En consecuencia, si quieres contribuir al fortalecimiento natural de tus huesos, desde Vitalis Bienestar te aconsejamos que tengas presente estos consejos nutricionales:

Consume alimentos ricos en calcio; como primera medida, es fundamental que, en tu nutrición diaria, prestes atención a aquellos alimentos con un alto contenido en calcio.

Estamos seguros de que esta es una recomendación que habrás escuchado desde tu infancia, pero es igualmente válida, e incluso más, a medida que vamos envejeciendo. Por este motivo, en el desarrollo de tus comidas diarias, incorpora alimentos con altos niveles de este nutriente, como son los productos lácteos.

Cuida tus niveles de Vitamina D; ya que es la responsable de garantizar la correcta asimilación natural de calcio y otros minerales por nuestro organismo. Esta vitamina se obtiene principalmente a través del contacto directo con la radiación solar, y la activación de la melanina, así como en el pescado azul, los propios lácteos o la yema de huevo.

Ingiere regularmente proteínas, y reduce el consumo de grasas; más allá de los dos nutrientes anteriores, las proteínas son básicas para el fortalecimiento de los huesos. Una dieta con unos adecuados niveles de proteínas hará que disminuyan de forma drástica las posibilidades de sufrir una fractura ósea.

De igual forma, el consumo frecuente de grasas animales contribuye al incremento del peso corporal, un factor poco recomendable para la salud de nuestros huesos.

Apuesta por los alimentos vegetales; se suele asociar la salud de nuestros huesos con el consumo de productos animales, como los citados anteriormente. Aunque esto es cierto, no olvides la importancia de otros alimentos de origen vegetal, como el brócoli, la col, los champiñones, las nueces o los garbanzos.

Toma precauciones con el consumo de espinacas; si bien es un alimento altamente recomendable por otros motivos, controla su consumo si tienes bajos niveles de calcio. Las espinacas contienen una sustancia, el ácido oxálico, que reduce la capacidad de nuestro organismo para metabolizar el calcio de forma natural.

Dejar un comentario