¿Cómo evitar el sangrado de encías?

El cuidado de tu salud bucodental es un elemento esencial que contribuye a tu bienestar y calidad de vida, por varias razones. Es fundamental por su enorme influencia sobre el funcionamiento correcto de sistemas tan importantes para nuestro crecimiento y desarrollo adulto como son el aparato digestivo y, de una forma indirecta, el sistema respiratorio.

Por eso, desde Vitalis Bienestar hoy queremos centrarnos en un aspecto de nuestra salud bucodental al que, quizás, prestamos, de forma errónea, una menor atención. Hoy nos vamos a centrar en la prevención y tratamiento del sangrado de encías.

Cuida al máximo tu salud bucodental con Vitalis Bienestar

El sangrado de encías se produce cuando estas se ven sometidas a una inflamación, habitualmente causada por la acción de las bacterias que se encuentran en nuestra boca. Estas son también causantes, por ejemplo, del sarro. Generalmente se aprovechan de los restos de comida que se acumulan en la base del diente, en su contacto, precisamente con la encía.

A pesar de que suele ser considerado como una reacción incluso normal en nuestra vida diaria, este sangrado puede representar una muestra visible del desarrollo de gingivitis o periodontitis. Ambas afecciones son, de hecho, el principal causante de la pérdida de piezas dentales en personas adultas.

Por eso, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que, para evitar el sangrado de encías, pongas en práctica los siguientes consejos en tu vida diaria:

  • Tus hábitos de vida pueden fomentar o reducir el riesgo de sufrir sangrado de encías. Te recomendamos que realices una alimentación completa y equilibrada, y que evites el consumo de sustancias nocivas, como el tabaco.
  • Cepíllate los dientes a conciencia después de cada comida. Dedica al menos dos o tres minutos a realizar una limpieza integral de todas las zonas de tu boca, no solo del esmalte de tus dientes.
  • Elige preferentemente una pasta de dientes que incorpore propiedades, testadas científicamente, para la eliminación de la placa bacteriana y la prevención de la gingivitis.
  • Si consideras que pueden quedar restos de comida adheridos a tus dientes y encías, completa tu limpieza bucal con el uso de hilo dental, cepillos interdentales o difusores eléctricos.
  • Finaliza este proceso con la utilización de un enjuague bucal con agentes antisépticos. De esta forma reducirás al máximo la acumulación de bacterias en tus dientes y encías.

En caso de que el sangrado de tus encías sea frecuente, sobre todo durante el cepillado, te recomendamos que solicites consulta a tu dentista de confianza. Realiza una revisión médica completa que detecte la causa de este sangrado y así puedas comenzar el tratamiento que considere más adecuado para ti.

Dejar un comentario