7 elementos clave para incrementar tu salud dental

Disfrutar de una buena salud bucodental es un aspecto fundamental no solo para garantizar un mantenimiento óptimo y prolongado de nuestra dentadura, sino también para favorecer que podamos disponer de una salud de hierro y una adecuada calidad de vida y bienestar.

Hay que tener en cuenta que la función básica de nuestros dientes se basa en facilitar el trabajo a nuestro sistema digestivo, a través de la masticación, por lo que, si no cuentas con una buena salud bucodental, y sufres molestias continuas o recurrentes en dientes o encías, mostrarás una menor predisposición al consumo de determinados alimentos, afectando indirectamente a tus hábitos nutricionales.

Conscientes de este hecho, desde Vitalis Bienestar queremos ayudarte lo más posible en este sentido, ofreciéndote un repaso de aquellos elementos que deberías tener en cuenta para contribuir a mejorar tu salud bucodental y alargar ostensiblemente la vida de tus piezas dentales.

Asegura el cuidado de tu salud con Vitalis Bienestar

Si quieres mantener intacta tu salud bucodental y evitar la aparición de caries, sarro, yagas u otras dolencias que pueden afectar a tu calidad de vida, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que tengas presente en tu vida diaria los siguientes consejos básicos:

  • Cepíllate los dientes después de cada comida y de una forma pausada, dedicando al menos 3 minutos a este proceso, para garantizar la limpieza total de aquellos restos que hayan podido quedar adheridos al esmalte y las encías, así como a la lengua.
  • Evita consumir azúcar en exceso, así como hidratos de carbono refinados, ya que son los principales responsables de la posible aparición de caries, placa bacteriana y enfermedades relacionadas con las encías, como la gingivitis.
  • El tabaco y el alcohol inciden directamente en la secreción natural de saliva, generando un escenario proclive para la aparición de placa bacteriana, por lo que es muy aconsejable reducir al máximo, o evitar, su consumo.
  • Prioriza la utilización de dentífricos poco abrasivos y con un alto contenido en flúor, dada su capacidad para prevenir las caries y reducir la acción del sarro o la placa bacteriana.
  • Renueva tu cepillo de dientes cada dos o tres meses, ya que, a causa de su uso, sus cerdas van perdiendo firmeza, reduciendo así su capacidad de limpieza.
  • Considera la utilización de elementos complementarios al cepillo de dientes, como hilo dental, enjuagues bucales o difusores a presión, ya que son sumamente útiles para incrementar la eliminación de restos de comida e impurezas, sobre todo en aquellas zonas menos accesibles de la boca.
  • Para finalizar, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que realices, al menos, una revisión odontológica al año, incrementando esta frecuencia si tienes cierta predisposición a la aparición de molestias o dolencias bucodentales.

Dejar un comentario