Conoce las diferencias básicas entre gripe y resfriado

resfriado y gripe

A lo largo de la estación invernal nuestra salud suele verse afectada por múltiples aspectos, y muy especialmente por el descenso de las temperaturas y la posibilidad de contraer infecciones víricas como consecuencia del descenso de nuestras defensas.

Las dos afecciones más habituales durante estos meses son el resfriado y la gripe, y están relacionadas con el funcionamiento de nuestro sistema respiratorio, hasta el punto de que, en ocasiones, solemos identificarlas de forma errónea.

Por eso, desde Vitalis Bienestar hoy queremos profundizar en las principales diferencias entre ambas enfermedades, para que puedas detectar cuándo te encuentras ante cada una de ellas, y aplicar, siempre bajo supervisión médica, el tratamiento más adecuado para paliar sus síntomas.

Cuida tu salud durante todo el año con Vitalis Bienestar

A pesar de que la gripe y el resfriado presentan ciertas semejanzas, como su forma de transmisión o algunos de sus síntomas, desde Vitalis Bienestar vamos a ofrecerte una serie de elementos que te ayudarán a diferenciar entre ambas enfermedades.

En primer lugar, el resfriado responde a una infección vírica, provocada por rinovirus que aprovechan la debilidad del sistema inmunológico por la reacción de nuestro cuerpo frente a una situación repentina o continuada de enfriamiento, con un periodo de incubación de entre dos y tres días, y que afecta exclusivamente a nuestras vías respiratorias.

Los síntomas más habituales del resfriado son congestión nasal, irritación de los ojos y, en la mayoría de los casos, tos seca.

Por el contrario, la gripe está provocada por el contagio de un virus específico, aunque existen diferentes cepas, es el virus Influenza, con un periodo de incubación más rápido, de entre 18 y 36 horas, y que en contacto con nuestro organismo provoca afecciones respiratorias agudas, de mayor intensidad que en el caso del resfriado.

Además, la gripe provoca malestar generalizado, que se manifiesta principalmente en dolores de cabeza y musculares, sobre todo en la espalda y las extremidades, y suele venir acompañado de la presencia de tos y fiebre.

Como hemos comentado, será esencial poder diferenciar entre estas dos afecciones, ya que ante el virus de la gripe se recomienda visitar al médico, mientras que los síntomas del resfriado se pueden paliar con medicamentos que no necesitan ser prescritos por un especialista.

Dejar un comentario