¿Cuáles son las principales diferencias entre los síntomas de gripe y coronavirus?

Vitalis Bienestar salud prevención diferencias gripe común coronavirus covid-19

Desde que se produjeron los primeros casos de contagio del Covid-19 en la región china de Wuhan, cuando todavía no tenía la consideración de pandemia global que ha generado una alerta sanitaria sin precedentes en nuestro país, los medios de comunicación se apresuraron a difundir la percepción inicial de las autoridades sanitarias, que consideraban los efectos de este coronavirus como muy similares a los de la gripe común.

En cierto modo, ambas tipologías de enfermedades víricas pertenecen a la misma familia y presentan ciertas semejanzas, aunque, por desgracia el tiempo ha demostrado que el Covid-19 actúa con un mayor sigilo y virulencia.

Por este motivo, desde Vitalis Bienestar hoy queremos resolver tus dudas sobre este aspecto, estableciendo las principales diferencias que permiten identificar los aspectos sintomáticos que definen a cada una de estas dos enfermedades.

Evita riesgos frente al coronavirus. Quédate en casa

Como se ha comentado anteriormente, tanto la gripe común como el coronavirus Covid-19 presentan, a grandes rasgos, todo un conjunto de síntomas semejantes, como son la aparición de dolor de garganta y de cabeza, tos, fiebre y sensación de cansancio y fatiga.

No obstante, más allá de estas similitudes, a diferencia de la gripe, el coronavirus Covid-19 no suele estar asociado, salvo en casos excepcionales, a la aparición de cuadros de dolor muscular que puedan desembocar en la aparición de mialgias.

Asimismo, la tos provocada por el Covid-19 suele manifestarse, a diferencia de la gripe común, como una tos seca, sin expectoración, ya que la generación de mucosa y flemas en el caso del coronavirus es netamente inferior.

Y más allá de estos aspectos sintomáticos, la principal diferencia detectada por las autoridades sanitarias entre ambas enfermedades víricas radica en la facilidad que tiene el coronavirus Covid-19 para conseguir una evolución rápida de la infección que acaba derivando en una neumonía, a diferencia de la gripe común, que solamente desemboca en un cuadro de este tipo si va unida a su infección combinada con la presencia de otros patógenos o bacterias.

Este último aspecto, unido al hecho de que se trate de una enfermedad que puede ser contagiada incluso por personas asintomáticas, o que aún no están manifestando ningún tipo de síntoma visible, es lo que confiere al Covid-19 su extraordinaria peligrosidad.

Dejar un comentario