Dieta saludable: Alimentos que aportan un mayor contenido en vitamina E

Frutos secos

Más allá de las distintas vitaminas sobre las que hemos tratado en este blog en semanas anteriores, y sobre las que se suele prestar una enorme atención en el desarrollo de nuestros hábitos nutricionales, no podemos olvidar que nuestro cuerpo necesita de otros nutrientes esenciales, como es el caso de la vitamina E.

Por eso, desde Vitalis Bienestar hoy queremos aprovechar este espacio para aclararte todo lo que te aporta esta vitamina y cuáles son los alimentos que deberías consumir, de forma frecuente, para mantener unos niveles adecuados de este compuesto básico en nuestro organismo.

Sigue una alimentación saludable con el asesoramiento médico de Vitalis Bienestar

La vitamina E, conocida científicamente como alfatocoferol o tocoferol, es un nutriente liposoluble esencial para garantizar que nuestro cuerpo realiza correctamente sus funciones relacionadas con el desarrollo muscular, así como el funcionamiento de nuestro sistema nervioso e inmunitario.

Pero, además, el principal papel de la vitamina E es contribuir al estado óptimo de nuestro riego sanguíneo, ya que favorece la actuación y regeneración de los glóbulos rojos, y, sobre todo, nuestra fertilidad, especialmente durante el periodo de gestación.

Por ello, tanto si te estás planteando tener un hijo como si quieres disfrutar de una salud de hierro, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que incorpores a tus hábitos nutricionales el consumo de los siguientes alimentos:

Frutos secos; la mayor concentración de vitamina E se puede encontrar en este tipo de alimentos, y muy especialmente en las avellanas, las nueces o las almendras.

Aceites vegetales; asimismo, la vitamina E está muy presente en aquellos aceites derivados de los alimentos anteriores, como es el caso del aceite de girasol, de nueces o de sésamo, así como en otros aceites de origen vegetal, como el aceite de oliva o el aceite de soja.

En este sentido, y paradójicamente, se suele pensar que el aceite de oliva aporta una alta concentración de vitamina E, pero es el aceite de girasol, siempre que esté adecuadamente refinado, el que dispone de hasta cinco veces más concentración de vitamina E, convirtiéndose en el alimento que más niveles de este nutriente puede aportar a nuestro organismo.

Dejar un comentario