Dieta saludable: Alimentos que aportan un mayor contenido en vitamina C

Descubre con Vitalis Bienestar qué alimentos ofrecen en su composición un elevado contenido en vitamina C

Continuando con el repaso que venimos realizando en las últimas semanas, en relación a los alimentos que poseen una mayor concentración de diversos nutrientes básicos, como antioxidantes y vitaminas, para que puedas incorporarlos con mayor facilidad a tus hábitos alimenticios, desde Vitalis Bienestar hoy vamos a centrarnos en aquellos que se caracterizan por una elevada presencia de vitamina C.

Cuida tu alimentación con los consejos nutricionales de Vitalis Bienestar

La vitamina C, o ácido ascórbico, es conocida popularmente por su capacidad para prevenir la aparición de enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio, como los resfriados o los catarros, dada su capacidad para fortalecer, de una forma natural, nuestro sistema inmunitario.

Pero, además, este potente antioxidante natural es esencial para otras funciones de nuestro organismo, como el rejuvenecimiento celular, el mantenimiento óptimo de nuestro sistema circulatorio y la correcta metabolización del hierro y las proteínas, por lo que su consumo es básico para garantizar la salud de nuestros tejidos y prevenir la aparición de enfermedades degenerativas como la diabetes o el cáncer.

Por eso, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que incluyas en tus hábitos nutricionales diarios los siguientes alimentos:

Cítricos; el limón, la lima, las naranjas, las mandarinas o los pomelos son fuentes naturales de vitamina C, tanto si se consumen en su forma sólida como mediante la realización de zumos, aunque en este último caso se pueden perder otras propiedades de estos alimentos, como su alto contenido en fibra.

Verduras y hortalizas crudas; como las espinacas, el brócoli, la coliflor, la col, la rúcula o el pimiento, que, curiosamente, pasa por ser uno de los alimentos con una mayor concentración de esta vitamina en su composición.

Frutas; de carácter silvestre, como las acerolas, las grosellas o las moras, o procedentes de explotaciones agrícolas, como los plátanos, las fresas, el melón, la sandía, la piña o la uva.

Hígado; como el resto de vitaminas liposolubles, la vitamina C está presente en el hígado de numerosos animales como el cerdo, la ternera o el pollo, lo que convierte a este alimento en una alternativa muy a tener en cuenta para el consumo natural de vitaminas.

Dejar un comentario