Dieta saludable: Alimentos que aportan un mayor contenido en vitamina B

Conoce qué alimentos puedes incorporar a tu dieta para mantener unos niveles recomendables de vitamina B

Una vez que en nuestras anteriores publicaciones en este blog hemos centrado nuestra atención en recomendarte la incorporación a tus hábitos nutricionales de una serie de alimentos, por su alto contenido en antioxidantes y vitamina A, en Vitalis Bienestar hoy queremos continuar este repaso informándote sobre las distintas alternativas de las que dispones para conseguir los niveles de vitamina B recomendables para tu organismo.

Realiza una dieta saludable con los consejos médicos de Vitalis Bienestar

Cuando hablamos de la vitamina B debemos partir de la base de que no estamos haciendo referencia a un solo nutriente básico, sino más bien a 8 tipos diferentes de sustancias que tienen como nexo que son factores vitales en la dieta, ya que no tienen una relación química.

Esta consideración viene originada por el hecho de que, hasta hace relativamente poco tiempo, se pensaba que se trataba de una misma sustancia orgánica, cuando en realidad son diferentes que comparten su carácter hidrosoluble y que, por ello, se conocen actualmente como B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12.

Desde un punto de vista nutricional, el hecho de que estas vitaminas sean hidrosolubles implica que debemos estar atentos al modo en que ingerimos los alimentos que las contienen, ya que se pueden perder sus propiedades si se produce su cocción y, además, en caso de que consumamos estas vitaminas en exceso no se almacenarán en nuestro organismo, sino que se eliminarán a través de la orina.

Dada la amplia diversidad de alimentos que contienen este tipo de vitaminas, desde Vitalis Bienestar consideramos más adecuado resumir brevemente sus propiedades y enumerar los distintos productos en cuya composición destaca cada una de ellas, para facilitar así que conozcas cómo incorporarlas en tu alimentación:

  • Vitamina B1 o tiamina; tiene una función muy importante en el metabolismo de los carbohidratos, de los cuales obtiene el sistema nervioso la energía., Los cereales y las semillas son ejemplos de alimentos que contienen esta vitamina, la cual se pierde si se lavan demasiado o se cocinan con exceso de agua.
  • Vitamina B2 o riboflavina; es esencial para favorecer el correcto crecimiento y capacidad de reparación de los tejidos, así como para, al igual que la vitamina B1, facilitar la obtención de energía a partir de los hidratos de carbono que consumimos. Se puede encontrar en los productos lácteos, los huevos, la carne y el pescado.
  • Vitamina B3 o niacina; como en el caso de las anteriores, participa en la metabolización de hidratos de carbono y grasas, y es sumamente importante para el funcionamiento óptimo del sistema nervioso, así como para la eliminación de toxinas. Se puede encontrar en alimentos como el hígado, el pescado, la carne de pollo o el pimentón.
  • Vitamina B5 o ácido pantoténico; es de gran importancia para la asimilación de las proteínas, carbohidratos y grasas durante el proceso de digestión, y es sumamente útil para reducir los niveles de estrés. Está presente en la carne, los huevos, los frutos secos, la levadura de cerveza o la jalea real.
  • Vitamina B6 o piridoxina; favorece la transformación de los distintos nutrientes en energía útil para las funciones vitales de nuestro organismo, y sobre todo, en lo que se refiere al fortalecimiento del sistema inmunitario y la capacidad para generar glóbulos rojos. Se puede encontrar en la carne y el pescado, y muy especialmente en las legumbres, la coliflor, el pan integral o el plátano.
  • Vitamina B7 o biotina; actúa conjuntamente con la vitamina B5 en la metabolización de los alimentos, y además tiene una enorme importancia específica en el fortalecimiento de la piel, las uñas y el cabello. Se puede encontrar en la yema del huevo y en el hígado.
  • Vitamina B9 o ácido fólico; favorece la producción de material genético a nivel celular, además de ser sumamente importante para la regeneración de tejidos y, muy especialmente, en el caso de las células que conforman el sistema nervioso y la médula ósea. Está presente en las legumbres, las verduras, los cereales y el hígado.

Vitamina B12 o cobalamina; es un nutriente básico para la generación de material genético en las células y la protección del sistema nervioso central. Se puede consumir en productos lácteos, carne, pescado, huevos y cereales.

Dejar un comentario