¿Por qué son tan importantes los cuidados paliativos en el bienestar del paciente?

Conoce con Vitalis Bienestar por qué los cuidados paliativos son esenciales en el desarrollo de tratamientos médicos

A lo largo de nuestra vida, nuestro organismo se ve sometido a la aparición de numerosas dolencias y enfermedades, a las que se trata de poner remedio a través de diferentes tratamientos médicos y farmacológicos.

No obstante, todavía existen enfermedades sobre las que la medicina actual, por desgracia, no dispone de cura, o que someten al paciente a un desgaste tan elevado que no es posible actuar para conseguir la total recuperación de la persona afectada.

Es en estos casos en los que, desde Vitalis Bienestar, consideramos de una importancia fundamental la presencia de lo que se conoce como ‘cuidados paliativos, sobre los que vamos a tratar a continuación.

Incrementa tu salud y calidad de vida con Vitalis Bienestar

En términos médicos, se habla de cuidados paliativos en aquellos casos en los que los tratamientos aplicados no están dirigidos específicamente a contribuir a la curación del paciente, sino más bien a que este cuente con la ayuda necesaria para reducir su nivel de dolor, para hacer así más asumible y llevadera su enfermedad.

En este sentido, hay que tener en cuenta que estos niveles intensos de dolor no solo pueden tener su origen en la propia enfermedad, sino también en la aplicación de tratamientos con un alto nivel de agresividad para el organismo, como es el caso de la quimioterapia, cuando estos son los únicos válidos para hacer posible su recuperación.

En este punto, no se debe caer en el error de pensar que el desarrollo de cuidados paliativos en un paciente constituye una alternativa al tratamiento médico necesario para actuar contra su enfermedad, sino que ambos son perfectamente compatibles y complementarios.

Por este motivo, desde Vitalis Bienestar consideramos básico que los avances médicos vayan más allá de la búsqueda de tratamientos útiles para la curación de enfermedades, y también estén orientados a fomentar una mayor calidad de vida del paciente durante su enfermedad, ya que se ha demostrado que este aspecto es de gran importancia para que la persona afectada afronte este proceso desde una perspectiva mucho más positiva y constructiva, favoreciendo así su estado de ánimo y bienestar, y el de aquellas personas que conforman su entorno personal y familiar.

Dejar un comentario