Cuida tu salud este verano: ¿A qué debes prestar una especial atención?

Vitalis Bienestar salud verano hábitos saludables prevención alimentación

Hace tan solo unos días que hemos comenzado el verano y estamos seguros de que estarás preparando los últimos retoques para disfrutarlo al máximo.

En este sentido, a la hora de planificar todo lo que deseas hacer durante las próximas semanas, será fundamental que prestes una especial atención a tu salud.

Los meses veraniegos se caracterizan por un incremento generalizado de las temperaturas, que afecta considerablemente a las condiciones climáticas en tu entorno. Aspectos como el calor intenso durante las horas centrales del día o reducción drástica de la humedad ambiental requerirán que tomes medidas para garantizar tu bienestar.

En base a esta reflexión, desde Vitalis Bienestar hoy queremos mostrarte algunos consejos básicos a tener en cuenta para cuidar tu salud durante las próximas semanas.

Disfruta de un verano sin sobresaltos con Vitalis Bienestar

¿El comienzo del verano suele generarte ciertos problemas de adaptación? ¿Tu salud se ve afectada más de la cuenta por el aumento de las temperaturas? Si quieres tomar todas las medidas a tu alcance para que cuidar al máximo de tu salud este verano, presta atención a estas recomendaciones:

  • Adapta tu alimentación a lo que tu cuerpo realmente necesita. Apuesta principalmente por comidas ligeras y productos frescos, con un alto contenido en vitaminas, fibra y sales minerales. De esta forma evitarás las digestiones pesadas y, al mismo tiempo, recuperarás algunos de los nutrientes perdidos a causa de tu sudoración.
  • En relación con el consejo anterior, también será esencial mantener una hidratación frecuente de tu organismo. Convierte el consumo de agua en un hábito. Toma entre dos y tres litros al día, y no esperes a experimentar sensación de sed.
  • No asocies descanso y vacaciones con sedentarismo. Realiza ejercicio de forma habitual, pero evitando las horas centrales del día y la realización de sobreesfuerzos innecesarios. Lo más recomendable es aprovechar las mañanas o la caída de la tarde para practicar una actividad física moderada: pasear, montar en bicicleta, etc.
  • Presta una especial atención al consumo de alcohol y alimentos o bebidas con un alto contenido en azúcares. Si bien este nutriente aporta energía a tu organismo, también contribuye a acelerar tu deshidratación.
  • Evita una exposición prolongada al sol, y utiliza siempre una protección solar adecuada para tu fototipo de piel. Asimismo, procura extremar estas medidas de precaución entre el mediodía y las cinco de la tarde, cuando la radiación solar es más elevada.
  • Por último, aprovecha el verano para descansar. Respeta lo más posible tus horas de sueño y aprovecha tus momentos de ocio para realizar actividades relajantes, como leer, practicar yoga o meditar.

Dejar un comentario