Consejos a tener en cuenta para practicar running sin riesgos

Vitalis Bienestar practicar running evitar lesiones salud

El hecho de practicar running de forma habitual pasa por ser, sin lugar a dudas, uno de los hábitos más recomendables y saludables que puedes llevar a cabo en tu vida diaria, gracias a todas las propiedades beneficiosas que esta actividad física tiene tanto para tu tonificación física como a nivel psicológico, por su capacidad para reducir drásticamente, y de una forma totalmente natural, tus niveles de estrés.

No obstante, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que, a la hora de practicar running, y muy especialmente durante esta época del año, tengas presente algunas recomendaciones que pueden ayudarte a evitar lesiones y percances en el desarrollo de tu rutina de entrenamiento.

Practica una vida saludable y cuida tu salud con Vitalis Bienestar

Si quieres practicar running de una forma segura, evitando aquellos riesgos que pueden afectar negativamente a tu salud, desde Vitalis Bienestar te aconsejamos que pongas en práctica las medidas y precauciones que te mostramos a continuación:

  • Desarrolla una planificación de entrenamiento ajustada a tu estado de forma, salud y objetivos. Márcate metas realistas y prioriza el desarrollo de un avance progresivo en tus rutinas de entrenamiento, en lugar de someter a tu cuerpo a un sobreesfuerzo innecesario.
  • Selecciona un recorrido preferentemente peatonal, para no tener que prestar atención a la presencia de vehículos. También es importante que cuente con una superficie adecuada para tu estado físico y articular, y que no presente irregularidades, con el fin de reducir el riesgo de lesiones y caídas.
  • Elige el calzado deportivo que más se adapte a tu peso corporal, complexión física y características de tu pisada, para asegurar la mayor comodidad posible y fijación de tu pie durante tu entrenamiento.
  • Presta una especial atención a tus ejercicios de calentamiento y estiramientos previos, y posteriores, a tu sesión de running.  Este aspecto adquiere mayor relevancia, si cabe, durante estos meses, pues la temperatura ambiental es baja.  Te ayudará a evitar la aparición de contracturas o roturas de fibras.
  • Ajusta tu zancada a la cadencia en la que te sientas más cómodo, y ten en cuenta que si optas por una zancada más corta también estarás reduciendo la fuerza del impacto con la superficie en la que entrenas, aunque, por el contrario, aumentarás su frecuencia.
  • Aprende a identificar las señales que te ofrece tu cuerpo para alertarte de un posible riesgo. Localiza lo antes posible aquellas fuentes de dolor que se presenten durante tu entrenamiento y detén inmediatamente tu esfuerzo en caso de que detectes un posible riesgo de lesión muscular o articular.

Para finalizar, desde Vitalis Bienestar solamente nos queda recordarte la extraordinaria importancia de complementar la práctica habitual del running con una alimentación completa y equilibrada. Una hidratación constante durante tu entrenamiento y el respeto estricto de tus horas de descanso y sueño, también son importantes para mantener tu cuerpo en perfecto estado y favorecer su capacidad de respuesta a los esfuerzos asociados a esta disciplina deportiva.

Dejar un comentario