Consejos a tener en cuenta para reducir los efectos de la alergia primaveral

Una de las principales consecuencias que suele acompañar al inicio de la primavera, en términos de salud, es el aumento de casos de alergia.

Si bien esta estación del año suele tener una buenísima acogida por parte de la población en general, debido a la considerable mejora del tiempo, no todo es perfecto. Este incremento notable de las temperaturas, unido al aumento de las lluvias, también implica el inicio de la fase de polinización de numerosas plantas, lo que influye negativamente en la salud pulmonar de las personas alérgicas.

Por este motivo, y aunque evitar totalmente los síntomas de la alergia es imposible, desde Vitalis Bienestar vamos a ofrecerte algunas recomendaciones para ayudarte a reducir sus efectos.

Incrementa el cuidado de tu salud con Vitalis Bienestar

Si la llegada de la primavera supone para ti el inicio de unas semanas algo complicadas, debido a la alergia, desde Vitalis Bienestar te invitamos a que sigas estos consejos:

Modifica tus hábitos; al menos durante los días y semanas de más concentración de polen en el ambiente, reflexiona sobre tus hábitos diarios. Infórmate sobre las franjas horarias en las que la cantidad de polen en el ambiente es superior y trata de limitar, al menos inicialmente, tus actividades al aire libre.

Realiza una ventilación responsable de tu vivienda; la información anterior también te será útil para conocer el mejor momento del día para ventilar tu hogar. En líneas generales, hazlo durante las horas centrales del día y evita, sobre todo, el atardecer.

Instala sistemas para la reducción de partículas; si vas a comenzar a utilizar tus aparatos de aire acondicionado, en tu hogar o trabajo, no olvides de contar con filtros antipolen.

De esta forma, las partículas se quedarán adheridas a esta barrera y podrás disfrutar de un aire limpio de agentes alergénicos.

Presta atención a la existencia de alergias cruzadas; para finalizar, desde Vitalis Bienestar consideramos esencial alertarte sobre este aspecto. Si bien los efectos de la alergia primaveral suelen ser estables, hay comportamientos que pueden agravar sus síntomas, como es el caso del consumo de diversos medicamentos o tu nutrición.

Por eso, si detectas que algún alimento específico contribuye a un aumento de tu reacción alérgica al polen, reduce su consumo durante estos días y consúltalo lo antes posible con tu médico de confianza.

Dejar un comentario