Consejos nutricionales para afrontar el otoño con energía

Vitalis Bienestar nutrición alimentación otoño

No cabe duda de que los cambios climáticos y del entorno que tienen lugar durante el otoño afectan considerablemente a nuestro organismo, llegando a generar reacciones que pueden alterar, en mayor o menor medida, nuestro estado anímico y vitalidad.

En este punto, debes tener presente que tus hábitos nutricionales durante los próximos meses pueden convertirse en uno de tus principales aliados, ayudándote a mantener la energía necesaria para el desarrollo de tu vida diaria con las mayores garantías de salud.

Por eso, desde Vitalis Bienestar hoy queremos concentrar nuestra atención en este aspecto, mostrándote cómo puedes aprovechar tu alimentación para adaptarte, de la mejor forma posible, a este cambio estacional.

Disfruta de una salud de hierro durante este otoño con Vitalis Bienestar

Si tienes claro que tu alimentación es un factor esencial para disfrutar de una salud de hierro durante todo el año, y en especial en aquellos cambios estacionales que más afectan a tus biorritmos, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes consejos nutricionales:

  • Aprovecha el descenso generalizado de las temperaturas para incrementar el consumo de los tradicionales ‘platos de cuchara’, ya que son una muy buena manera de añadir a tu nutrición la ingesta de legumbres.
  • Asimismo, la llegada del otoño es una ‘fecha dorada’ para consumir un nutrido conjunto de productos de temporada, que se caracterizan por su alto contenido en vitaminas y antioxidantes naturales, como son los higos, la calabaza o los espárragos trigueros, o grasas naturales, como las castañas, las avellanas o las almendras.
  • Refuerza el consumo de productos lácteos, para compensar la pérdida relativa de generación natural de vitamina D a partir de la radiación solar.
  • También será importante que prestes una especial atención en tu alimentación a aquellos alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos o el brócoli, para reducir el riesgo de padecer resfriados.

Por último, recuerda mantener una hidratación constante de tu organismo. Aunque el descenso de las temperaturas hará que tu sensación de sed sea menor, debes tener en cuenta que el consumo de agua es fundamental para acelerar la eliminación de toxinas y favorecer el correcto desarrollo de un gran número de funciones vitales de tu organismo.

Dejar un comentario