¿Cómo actuar si sufres una torcedura o esguince?

Resuelve tus dudas sobre cómo actuar si sufres un esguince o torcedura con Vitalis Bienestar

Nuestras articulaciones constituyen un elemento esencial para garantizar nuestra movilidad y coordinación corporal. Así, debido a su participación constante en nuestra actividad diaria están expuestas a la aparición de posibles lesiones, en forma de esguinces o torceduras.

Un esguince tiene su origen en una afección en los ligamentos que conforman la articulación, fruto de un movimiento brusco y excesivo que provoca su rotura o distensión.

Por eso, desde Vitalis Bienestar queremos mostrarte cómo actuar si sufres un esguince en alguna de tus articulaciones, para evitar su empeoramiento y favorecer su curación.

Conoce tu cuerpo y cuida tu salud con Vitalis Bienestar

Si, como consecuencia de la adopción brusca de una postura antinatural, percibes un dolor intenso en alguna de tus articulaciones, es muy probable que sufras un esguince. En este caso, a modo de prevención, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que pongas en práctica las siguientes actuaciones:

  • En primer lugar, aplica lo antes posible hielo, o cualquier otro elemento que aporte frío, a la zona afectada. De esta forma, contribuirás a reducir la inflamación y disminuir el riesgo de que la lesión se agrave.
  • Inmoviliza la articulación dañada para mantenerla en su posición natural de reposo. Para ello, utiliza provisionalmente una venda, limitando su movilidad, pero sin aplicar una presión excesiva.
  • Asimismo, el hecho de mantener la zona dañada elevada y en reposo, también contribuirá a disminuir su riego sanguíneo y, por tanto, calmar la inflamación.
  • Acompaña estas actuaciones con la toma de antiinflamatorios y analgésicos genéricos, como paracetamol o ibuprofeno, para limitar la sensación de dolor.
  • En caso de que el dolor y la inflamación no remitan pasadas unas horas será el momento de solicitar consulta con tu médico especialista de confianza. Así, dispondrás de un diagnóstico profesional y podrá prescribirte el tratamiento más adecuado para acelerar tu total recuperación.
  • Una vez recuperado del esguince o torcedura, no olvides intensificar la ejercitación de la articulación afectada, para recuperar totalmente su movilidad y flexibilidad.

Dejar un comentario