¿Cómo influye en tu salud el consumo de bebidas azucaradas?

vitalis bienestar consumo excesivo bebidas azucaradas salud

Como habrás podido comprobar en los distintos consejos y recomendaciones que te ofrecemos cada semana en este blog, desde Vitalis Bienestar consideramos de una enorme importancia que tomes conciencia sobre las posibles repercusiones, positivas y negativas, que puede tener el consumo de ciertos alimentos sobre tu salud.

En este sentido, hoy queremos centrarnos en un elemento cada vez más común en nuestros hábitos alimenticios, y al que es necesario prestar una especial atención, como es el consumo, en ocasiones excesivo, de bebidas azucaradas.

Vitalis Bienestar te ayuda a mejorar tu alimentación

A pesar de que las bebidas azucaradas como los refrescos o, incluso, los zumos y néctares embotellados, suelen ser un producto cada vez más frecuente en nuestras comidas, desde el desayuno hasta la cena, creemos conveniente alertarte sobre los posibles efectos negativos que esta práctica puede tener sobre tu salud, sobre todo en el caso de que se convierta en un hábito.

Así, diversos estudios científicos y nutricionales realizados sobre este aspecto han puesto de manifiesto la existencia de los siguientes efectos sobre nuestra salud.

Las bebidas azucaradas son altamente responsables del desarrollo de cuadros de obesidad, debido al excesivo volumen de azúcar incorporado en su composición.

Del mismo modo, los refrescos azucarados y los zumos envasados incrementan en más de un 15% el riesgo de comenzar a padecer una diabetes tipo 2, incluso en individuos que no pertenecen a los perfiles de riesgo tradicionales.

En este punto, es de gran importancia aclarar que este riesgo está asociado a la propia composición de estas bebidas azucaradas, por lo que presenta unos niveles de riesgo similares aún en el caso de que decidamos optar por estos productos en su versión ‘light’, ‘baja en azúcar’ o ‘sin azúcares añadidos’.

Asimismo, diversos estudios consultados por Vitalis Bienestar establecen una relación entre el consumo excesivo de este tipo de bebidas y el incremento del riesgo de sufrir una deficiencia renal, debido principalmente a la alta presencia de Bifenol A en las latas de refrescos.

Estas son algunas de las razones que han llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a sugerir a sus distintos Estados miembro la incorporación de un impuesto especial en la producción y comercialización de estos productos, con el fin de desincentivar, en la medida de lo posible, su consumo en adultos, y de una forma específica, en menores de edad.

Dejar un comentario