Trucos útiles para incrementar la calidad de tu descanso

Vitalis Bienestar descanso horas de sueño calidad de vida relajación bienestar dormir bien

En términos de salud, cada vez se le otorga una mayor importancia al número de horas que es conveniente dedicar a nuestro descanso a lo largo del día.

Así, se puede hablar de un consenso generalizado en relación a la necesidad de dormir alrededor de 8 horas diarias para garantizar el máximo aprovechamiento del efecto reparador que el sueño tiene para nuestro organismo.

Sin embargo, más allá de este aspecto, no solo es conveniente que prestes atención a tu descanso en términos cuantitativos. También será preciso que hagas todo lo que está en tu mano para favorecer aquellos elementos que mejoren tus horas de sueño a nivel cualitativo, es decir, optimizando al máximo su calidad.

En base a esta reflexión, desde Vitalis Bienestar hoy queremos concentrar nuestra atención en este segundo aspecto. Conoce con nosotros qué medidas pueden ayudarte a incrementar al máximo la calidad de tu descanso.

Cuida tu salud como mereces con Vitalis Bienestar

Disfrutar de un mayor y mejor descanso es esencial para contribuir a contar cada día con la energía, salud y estado de ánimo que necesitas para afrontar tus responsabilidades personales, familiares y laborales.

Por eso, desde Vitalis Bienestar te proponemos que cuides lo más posible la calidad de tus horas de sueño, poniendo en práctica los siguientes consejos básicos:

  • En primer lugar, trata de respetar al máximo los biorritmos de tu ‘reloj corporal’, estableciendo la mayor disciplina posible en cuanto a la franja del día que dedicas a tu descanso. Trata de irte a la cama más o menos a la misma hora todos los días y, de igual forma, intenta mantener esta disciplina a la hora de despertarte.
  • En este sentido, si bien puede resultarte beneficioso realizar una siesta después del almuerzo, procura que esta no supere los 30 minutos de duración. De esta forma, recuperarás tu energía sin que afecte en exceso a tus biorritmos corporales.
  • Del mismo modo, establece una rutina previa que te ayude a prepararte para aprovechar al máximo tus horas de sueño. Evita el consumo de alimentos o bebidas estimulantes, así como la realización de comidas pesadas o tareas complejas dos horas antes de irte a la cama.
  • En contraposición al consejo anterior, puedes plantearte la posibilidad de incorporar en tu rutina el consumo de alimentos o bebidas naturales que favorezcan tu relajación.
  • En la medida de tus posibilidades, reduce al máximo la presencia de fuentes de luz mientras descansas. Aunque no seamos conscientes de este aspecto, el hecho de recibir estímulos de luz durante tu descanso puede afectar negativamente a tu ritmo circadiano.
  • Por tanto, y para finalizar, resultará muy recomendable que no te acostumbres a dormirte viendo la televisión o escuchando la radio, ya que la calidad de tu descanso será inferior. Una vez que te acuestes, lo mejor será que todos tus sentidos se concentren en tu relajación.

Dejar un comentario