¿Qué puedes hacer para minimizar los efectos de la alergia estacional?

Vitalis Bienestar alergia primaveral salud prevención problemas respiratoriosEstamos a tan solo unos días del comienzo de la ansiada primavera, una estación ideal para dejar a un lado el frío y disfrutar más al aire libre.

Sin embargo, el inicio de la estación primaveral supone también el incremento de toda una serie de problemas respiratorios y de salud para aquellas personas que están expuestas a los efectos de la alergia estacional.

En este sentido, el desarrollo de la floración y posterior proceso de dispersión del polen que realizan un gran número de especies vegetales contribuye a agravar esta situación.

Por todo ello, desde Vitalis Bienestar hoy queremos concentrar nuestra atención en este aspecto. Conoce con nosotros qué medidas puedes poner en práctica para reducir, en la medida de lo posible, el malestar y las complicaciones provocadas en tu salud a causa de los síntomas derivados de la alergia estacional.

Cuida tu salud en primavera y durante todo el año con Vitalis Bienestar

¿La llegada de la primavera supone cada año el inicio de unas semanas complicadas para tu salud? ¿Te gustaría conocer qué medidas pueden ayudarte a minimizar los efectos asociados a tu alergia estacional? Si es así, desde Vitalis Bienestar te recomendamos que comiences, desde hoy, a poner en práctica las siguientes medidas preventivas:

  • En primer lugar, infórmate sobre la previsión de acumulación de polen durante el día en tu localidad, y muy especialmente de aquellas horas en las que la concentración será más elevada.
  • Ventila tu vivienda durante las franjas horarias en los que estos niveles sean inferiores, evitando que este proceso se prolongue en exceso.
  • Siempre que sea posible, tiende tu colada dentro de casa o utiliza tu secadora, para evitar que tus prendas puedan quedar impregnadas de partículas de polen durante su secado en tendederos exteriores.
  • En la medida de tus posibilidades, limita tu estancia en espacios abiertos en aquellos días en los que las condiciones ambientales estén marcadas por temperaturas elevadas, sequedad y presencia de viento.
  • En caso de que tengas que realizar una tarea improrrogable, sobre todo durante las primeras horas de la mañana y al atardecer, utiliza una mascarilla quirúrgica para proteger tus vías respiratorias y gafas de sol para reducir el posible contacto con tus ojos.
  • Al regresar a casa, cámbiate de ropa y dedica unos minutos a tu higiene personal, preferiblemente mediante una ducha. Así eliminarás aquellas partículas que hayan podido quedarse adheridas a tu cabello o tu piel.
  • También será importante intensificar la limpieza de tu hogar, para reducir al máximo la presencia de partículas alergénicas. En este punto, presta una especial atención a aquellos elementos de menaje en los que la acumulación puede ser mayor, como alfombras, cortinas o sábanas.
  • Por último, ante cualquier complicación respiratoria que consideres fuera de lo normal, no dudes en acudir a tu profesional médico de confianza, o solicitar consulta con un especialista en este ámbito.

Dejar un comentario